Páginas
TwitterRssFacebook
Categorías

Posteado el 7 Ago, 2017

EVR: “Es inoportuno e inadecuado que la Presidenta Bachelet envié mensajes al Tribunal Constitucional para hacer prevalecer su postura con respecto al aborto”.

EVR: “Es inoportuno e inadecuado que la Presidenta Bachelet envié mensajes al Tribunal Constitucional para hacer prevalecer su postura con respecto al aborto”.

-El Diputado UDI sostuvo que “es inoportuno e inadecuado que la presidenta Bachelet envié mensajes como Jefa de Estado al Tribunal constitucional para hacer prevalecer su postura con respecto al aborto”.

Nos parece que no es propio que una mandataria quiera influir por la vía pública y sin ningún tipo de decoro las decisiones autónomas de otro organismo del estado independiente y autónomo, que justamente debe pronunciarse con independencia de la presión política, de mayorías circunstanciales e incluso la presión ilegítima que pudiera ejercer un gobierno para favorecer una de sus iniciativas”. Con estas palabras, el Diputado Enrique van Rysselberghe criticó “la presión indebida que la presidenta Bachelet ha realizado contra el Tribunal Constitucional con el claro objetivo de influir sobre la decisión que éste debe tomar con respecto al aborto”, resaltó.

“Claramente lo que tenemos aquí es un gobierno que parece no restarse a emplear ningún instrumento, por cuestionable que sea, para sacar adelante una legislación que claramente pone en tela de juicio el derecho a la vida de los niños por nacer”, indicó EVR.

Sobre el mismo punto, el legislador gremialista sentenció: “La Presidenta se equivoca. Ella no es libre para tratar de poner sus puntos de vista a un organismo que justamente está para dirimir las discrepancias constitucionales. Y desde ese punto de vista todo el país espera que esa institución actúe con los criterios técnicos y legales necesarios para dirimir los temas que debe abordar. Porque si todo dependiera de las mayorías, como señala la presidenta Bachelet, entonces su propio gobierno debería haber dejado La Moneda en razón de los altos niveles de rechazo que presenta en todas las encuestas”.

Por último, Enrique van Rysselberghe lamentó que “una vez más la presidenta Bachelet realiza una presión indebida contra el Tribunal Constitucional con el claro objetivo de influir sobre la decisión que éste debe tomar. No es prudente ni adecuado que un gobierno quiera tener control sobre todas las instituciones públicas y que ellas coincidan exactamente con aquello que el gobierno de turno propone. Posiciones como esas pueden llevar al país en la dirección que hoy transita Venezuela, con un gobernante que se apresta a tener el control de todos los poderes del Estado para imponer su voluntad sin restricciones ni equilibrios políticos y constitucionales”, conluyó.