Diputado EVR: “Votar por Bachelet es dar un cheque en blanco a los jerarcas de la nueva mayoría y dirigentes históricos del Partido Comunista”


-“La característica central de las bases programáticas de la candidata de la izquierda es justamente la ambigüedad, la falta de definiciones y, por sobre todo, el silencio frente a temas que pudieran afectar su rendimiento electoral”, aseguró el legislador.

Concordando con las declaraciones emitidas por los ministros Secretario General de la Presidencia y de Hacienda, en torno a la forma en que las iniciativas contenidas en el programa de gobierno de Michelle Bachelet ahuyentarían la inversión, el diputado de la UDI, Enrique van Rysselberghe, aseveró que “se trata de una realidad indesmentible”, pero que, sin embargo, “la peor parte de las propuestas de la concertación son aquellas que se desconocen, que nunca han sido aclaradas, justificadas ni socializadas”.

Y es que según lo afirmó van Rysselberghe, “nadie tiene certeza si, en caso de triunfar el 15 de diciembre, la nueva presidenta convocará o no a una asamblea constituyente; si el fin del lucro en la educación supone terminar con la educación particular subvencionada y las universidades privadas o cuál será el papel de Estado en este campo; tampoco se sabe si se avanzará hacia el matrimonio entre personas del mismo sexo; y si el aborto será parte de la agenda legislativa de un futuro gobierno de izquierda en Chile”.
“Tampoco queda claro en qué ministerios, intendencias o provincias habrá militantes comunistas, ni sobre las concesiones que ha debido hacer la Concertación hacia ese partido para tenerlos dentro de un eventual gobierno”, añadió el parlamentario.

En esa línea, EVR recalcó que “con todo lo que el país sabe, ya se ha desincentivado la inversión en Chile, principalmente por el temor e incertidumbre que esto genera; no obstante –agregó-, lo que aún no se quiere decir para no ahuyentar al voto moderado, puede resultar ruinoso para el país”.

“Resultaría nefasto para Chile si es que la concertación obtiene un triunfo con un programa y finalmente aplica otro distinto, cargado hacia la izquierda, la intervención del Estado, la eliminación de la iniciativa empresarial, la persecución al sistema privado de todos los niveles educativos y, en fin, el desarrollo de una propuesta institucional que asegure, como en Venezuela, la concentración del poder y la mantención del gobierno sin límite”, dijo.

Por lo anterior, para Enrique van Rysselberghe es necesario tener presente que “votar por la candidata Bachelet es dar un cheque en blanco a los jerarcas de la nueva mayoría, entre los que se cuentan los dirigentes históricos del Partido Comunista. Y esto, porque la característica central de las bases programáticas de la candidata de la izquierda es justamente la ambigüedad, la falta de definiciones y, por sobre todo, el silencio frente a temas que pudieran afectar su rendimiento electoral”.

“En consecuencia, el deterioro de las expectativas económicas generado sólo con el anuncio de las propuestas del comando de Bachelet pueden tener un resultado aún más desastroso si es que la izquierda llega al gobierno y, siendo consecuente con su proyecto de país, aplican todas aquellas propuestas que no han querido profundizar ni describir”, remató el legislador gremialista.

Leave a Reply